CASTRO VALNERA DESDE SAN ROQUE DE RIO MIERA



Iniciamos la marcha en el barrio de La Concha en San Roque de Rio Miera (580 m). Cruzamos el puente sobre el Miera y avanzamos por un camino asfaltado que recorre la margen derecha*del río. Unos metros más adelante encontramos la ermita Del Toral, al otro lado del cauce. Al de 2’5km el camino asfaltado desaparece y continuamos por sendas bien marcadas que mantienen la dirección durante los primeros metros. Siguiendo las sendas, cambiamos de orilla en varias ocasiones y variamos la dirección al sur. Así llegamos a una zona conocida como el Resbaladero donde volvemos a cruzar el río para volverlo a pasar por un pequeño puente unos metros más adelante. Ahora encaramos (S) una empinada cuesta y llegamos a la carretera CA-643 que sube a Lunada (1000 m).


Este primer tramo del recorrido atraviesa una vega muy verde regada por el curso alto del Miera y encajonada por las paredes de las montañas que la rodean. El Cueto de los Cabrones, Los Picones de Calleja Albira, El Pizarras, El Veinte, situados a la izquierda según la marcha, y El Picon de la Bayorga Honda, La Zamina y los Picones de Sopeña a la derecha. Resultan especialmente impresionantes las muy inclinadas laderas herbosas del Pizarras.


Al otro lado de la carretera un pequeño pozo recoge las aguas que vienen del nacimiento del Miera. Subimos por su derecha (S) sin perder las sendas que nos llevan hasta un valle glaciar justo debajo del collado entre el Pico La Miel, el Torcaverosa y el Castro Valnera. Se suben muchos metros de desnivel en poca distancia por lo que cuando llegamos al collado (1420 m) tuvimos que tomar un respiro. Seguimos (OSO) hacia la arista Noreste del castro Valnera que subimos (SO) hasta alcanzar la cima (1717 m). Según trepábamos por la arista nos encontramos un par de montañeros que portaban los típicos cuévanos pasiegos en homenaje al solsticio de invierno.

*La margen derecha o izquierda de un río se describe siempre visto desde su nacimiento.




MONTES DE MAMPODRE: PICO LA CRUZ Y POLINOSA DESDE MARAÑA.



Desde el albergue de Maraña (1245 m) llegamos al pueblo, donde buscamos un paso rápido que vadea el río Maraña. Recorremos los prados de Besurdia con dirección sur hacia el Monte de la Biesca para acercarnos a la reguera de Mampodre. Una vez en el valle, pero sin llegar al fondo, continuamos pegados a las laderas del Monte de la Biesca para acortar camino. 


La reguera y la laguna de Mampodre quedan dejo nuestro según avanzamos (SO) hacia las pedreras que caen desde las cumbres del macizo. Los hitos nos marcan el camino, dibujando un gran zigzag. El último tramo recorre un espacio rocoso (+- O) que desemboca en el collado (2085 m) entre el Pico Valcerrao y los picachos superiores al Pico Salmanquino. Seguimos (N), pasamos otro collado, esta vez entre dichos picachos y El Pico la Cruz, y llegamos, por fín, a la cima del pico La Cruz o Mampodre (2189 m).


Volvemos al collado (S) y nos dirigimos hacia las laderas del pico Cervucal cuya cima no pisamos por pocos metros. Bajamos (O) hasta el collado Cervucal (2027 m) y continuamos con la misma dirección para ascender al pico de la Polinosa (2152 m). Descendemos (O) hacia el valle de Valverde que recorremos siguiendo el curso del arroyo Valverde, primero con dirección Norte y luego Este antes de llegar de nuevo a Maraña.



PEÑA CASTIL DESDE VEGA DE TORO.




Se trata de una ascensión físicamente dura pero sin dificultad técnica o de seguimiento.
Partimos de la Vegas de Toro, en  Sotres, (1050 m). Con dirección ONO nos adentramos en la riega de Cambureiro (Cuidado no dirigirnos a la riega de Las Moñetas situada a la izquierda). Cuando alcanzamos las cabañas de la majada del Fresnadal (1380 m) seguimos la senda que se dirige al norte unos metros. La senda enseguida recupera la dirección ONO y continua en dura ascensión hasta la canal de Fresnedal (1900 m) para acceder, poco después, a la horcada de Camburero (2060 m). 


Esta horcada o collado está entre Peña Castil y Cabeza de los Tortorios. Desde aquí  nos dirigimos a la izquierda (Sur)  y encaramos la pala final, casi 400 m de desnivel, antes de llegar a la cima de Peña Castil (2443m).

Nota.- El track no es mío, pero se corresponde con el itinerario.

PICO TEBARRAY Y LOS INFIERNOS DESDE EL REFUGIO DE LOS IBONES DE BACHIMAÑA.



La tarde anterior subimos desde el balneario de Panticosa al refugio de los Ibones de Bachimaña siguiendo la GR11. Pasamos la noche en el refugio (2200m) y a la 8h iniciamos la marcha hacia las cimas de Tebarray e Infiernos.

Siguiendo la GR11 recorrimos las márgenes izquierda, según la marcha, de los ibones bajo y alto de Bachimaña. Con dirección O ascendimos hasta los ibones Azules (2420 m). Para ello atravesamos varias veces el arroyo que baja de los ibones. El primer paso tiene un puente metálico pero inestable y los otros dos los sorteamos como pudimos. Es un paraje especial de Pirineos, con aguas cristalinas y heladas donde se reflejan las montañas de alrededor, Pico Bachimaña, Los Infiernos, Pico Piedrafita, La Marmolera. Continuamos (O) por la GR11 subiendo un largo nevero (crampones y piolet) que nos condujo hasta el cuello del Infierno (2720 m), encima del Ibon de Tebarray y a los pies de los Infiernos (izquierda) y Pico Tebarray (derecha).


Nos dirigimos a la derecha (NO), bordeando el ibón de Tebarray, hasta el collado de Tebarray (2780 m) y desde aquí a la cima del Pico Tebarray (2880 m) por terreno descompuesto pero practicable.
Volvimos al collado del Infierno (2780 m). Ahora hacia la izquierda (S) afrontamos la impresionante pala que desciende de los picos de Los Infiernos. Una vez en la pala, las sendas nos conducen a la derecha, hacia la arista norte del Garmo Blanco (un pico inferior situado a la entrada de las cimas principales). Avanzamos por la arista (S) y llegamos casi a la cumbre del Garmo (2960 m). Entonces, manteniendo la dirección, pasamos a la vertiente este del Garmo donde el camino está expuesto al barranco y tenemos que usar las manos para asegurarnos, aunque, el avance es fácil. Así alcanzamos un último collado (3010 m) en la arista este del Infierno occidental. Desde aquí subimos unos metros más y nos retiramos, sin llegar a las cumbres principales, porque una tormenta de verano estaba a punto de precipitarse. Afortunadamente nos cogió cuando ya habíamos pasado los ibones Azules.





ARATZ DESDE ARAIA



Dejamos el coche en la fábrica de Ajuria (656 m), antigua siderurgia ahora en ruinas. Desde la zona alta de las instalaciones parte una senda, bien señalizada. Coincide con el antiguo camino de vagonetas que bajaban el mineral desde el monte San Miguel. El camino coge dirección NON y pasa cerca de La Peña San Miguel. Unos metros más adelante podemos ver a nuestra izquierda el peñasco de Marutegi con su castillo en la cumbre. Continuamos recorriendo el hayedo (a veces NEN y otras veces NON) hasta llegar a la majada de Azkosaroi (1180 m). Desde aquí se puede bajar, por la izquierda, al túnel de San Adrian. 


Nosotros continuamos subiendo (NEN) hasta el collado de Aratz-Zelai (1280 m). Unos metros a nuestra izquierda nos colocamos en la cresta de Argorri (1301 m) y alcanzamos su cima. Después descendimos (SE) para coger el cordal que nos llevó hasta la cima de Elurzuloak (1420 m) primero y pocos metros después a la de Aratz (1445 m).


DE QUISICEDO A ESPINOSA DE LOS MONTEROS POR LOS MONTES DE GUZMANTARA (NEVERON DEL POYUELO, LA CHURRA, LA ZURRUZUELA, CARRASCOSA, BUSTALAMA).





La ruta recorre parte de los montes de Guzmantara. Se inicia en Quisicedo y sigue el cordal del Neveron del Poyuelo y La Churra para finalizar en Espinosa de Los Monteros. Las vistas son expléndidas: al norte se levantan los macizos de Castro Valnera y Peña lusa y al sur el valle de Sotoscueva cerrado por las elevaciones de Dunia, Cornejo y Citorca. Sendas y pistas atraviesan el recorrido facilitándolo, aunque en esta ocasión tenían sorpresa. La nieve acumulada  en el tramo entre Carrascosa y Bustalama nos obligó a un sobreesfuerzo agotador. Así, al final, buscando un atajo, entramos en una zona de brezales bastante cerrada que  debimos evitar. Ojo! El track conduce a esta zona.
 Iniciamos la marcha con dirección norte. Después de pasar la última casa de Quisicedo (720 m) cogimos una pista que se dirige NO durante 4 km hasta conectar con el cordal que baja desde El Neveron del Poyuelo hacia Sotoscueva. Una vez en el cordal cambiamos de rumbo NE y en poco tiempo pisamos la cima del Neverón (1515 m). En mi opinión es preferible dejar la pista al de 2km y dirigirnos al norte, monte a través,  para alcanzar la cima rápidamente.

Seguimos E pasando por La Churra (1496 m), La Zurruzuela (1390 m) y por el mojón de La Zurruzuela, dejando a nuestra izquierda los molinos de viento de los Castrios. Llegamos a Carrascosa (1357m ) y al cerro de Bustalama (1275 m) donde encontramos nieve blanda en abundancia. Pudimos contemplar Peña Lusa con las cabañas de Machorras en primer plano. Una instantánea que no siempre se consigue.

Un poco más adelante la pista desciende hacia las Machorras (NON). Bajamos casi 120 m de desnivel en poca distancia hasta un collado próximo donde torcimos a la derecha SE hasta llegar a la zona de Domingo Pajaro. En este tramo nos salimos de la pista para atajar, pero el brezo y la argoma estaban muy cerrados. Si hubiéramos continuado en la pista hubiéramos llegado al mismo lugar de manera más cómoda, aunque el recorrido hubiera sido algo más largo. Desde la vaguada de Domingo Pajaro cogimos la senda que baja a Barcenas siguiendo el curso del arroyo de la Toba NO. A la altura de un cabaña tuvimos que atravesar el arroyo descalzos porque la corriente no permitía vadearlo sin meter la rodilla en el agua. Una vez en Barcenas, evitamos la carretera y nos dirigimos a Espinosa de los Monteros por la zona conocida como El Bardal.

LAS MOTAS DEL PARDO, LA MARRUYA Y COTERO.




Con esta marcha recorrimos la parte más occidental de los montes de Somo en las Merindades de Burgos.


Iniciamos la marcha en el puente de Gostelario (1070 m), cerca del puerto de Estacas de Trueba. Cogemos una pista cementada que se dirige (SO ), entre cabañas, al collado que separa El Castro de la Mosquia y Las Motas del Pardo (1415 m). Subimos (NO) Las Motas desde donde disfrutamos de unas panorámicas espléndidas del Castro Valnera, La Capia y Cubada Grande así como del valle de Estacas de Trueba. Desde Las Motas seguimos el cordal con dirección ESE. Sin posible pérdida llegamos a La Marruya (1393 m) donde quedan restos de cabañas pasiegas. Ahora el cordal toma dirección Sur para alcanzar el Cotero (1508 m) después de superar una pendiente pronunciada.

Volvimos por el mismo camino.